¡Tus vacaciones en velero! Venta por plazas individuales o parejas


Vacaciones en velero Baleares
¿Te gusta viajar solo o en pareja? ¿Quieres conocer nuevos amigos? Disfruta unas vacaciones inolvidables por el Mediterráneo a bordo de un magnífico velero.

Si viajas solo o si quieres pasar una vacaciones en velero Baleares es tu destino ideal. Navegando y conociendo nuevos [email protected] y gente simpática, si te apetece pasar unos días con otros viajeros solitarios, si te gusta el mar y navegar a vela con o sin tu pareja, infórmate sobre este nuevo servicio. Te ofrecemos un crucero por plazas en barco de vela por Baleares, visitando las maravillosas calas de las islas de Ibiza, Formentera, Mallorca, Menorca o Costa Brava.

Las vacaciones en veleros son una actividad participativa en la que los tripulantes deben ocuparse de las tareas a bordo. Por turnos, cocinaremos, fregaremos los útiles de cocina, nos encargaremos de mantener la limpieza e incluso haremos guardias durante la navegación nocturna y ayudaremos al patrón en las maniobras con las velas, el fondeo, etc.

Vacaciones en velero Baleares ¡El Mediterráneo a tus pies!

Podemos embarcar y zarpar desde Barcelona, Mahón, Palma de Mallorca, Ibiza, Valencia y Alicante.

Desde este mismo post te puedes descargar un adjunto archivo de ¿Cómo es una semana de vacaciones en velero por plazas? Precios económico a partir de 835€  por persona y semana. El precio por una semana incluye alquiler velero y patrón + amarre en puerto base + limpieza + seguros (no incluye nada de lo aquí no descrito)

¿Cómo se desarrolla el crucero?

Son travesías pensadas para personas que no se conocen, por lo que puedes venir sola o solo a tu viaje, como la mayoría de viajeras o viajeros que nos acompañan, que quieren pasar una semana de vacaciones en velero distintas, alegres y divertidas, navegando, fondeando en calas y disfrutando del sol, del mar, de las calitas, y la compañía de buenas amigas y amigos.

Lo primero que hay que entender es que se trata de una actividad participativa. Esto es, los tripulantes deben ocuparse por turnos de las tareas a bordo como cocinar, fregar los platos, mantener el orden y la limpieza en el barco o hacer guardias durante la navegación nocturna. Utilizando un símil, tus vacaciones no son en un hotel, son en un apartamento, donde deberemos realizar la tareas domésticas.

¿Cómo son los barcos?

Navegaremos en veleros de entre 12 y 16 metros de eslora. En cada barco nos alojamos entre 6 y 10 personas más el patrón. Viviremos a bordo durante una semana este grupo de unas 8 personas, la mayoría de las cuales no se conocen previamente. El barco será nuestro apartamento y nuestro medio de transporte. Facilitar la convivencia y la tolerancia son claves para el éxito del viaje. La mayoría de las semanas navegamos en flotilla varias embarcaciones.

¡Empieza el viaje!

Quedaremos en el puerto, en una cafetería cercana a los pantalanes de embarque a las 16:30 horas. Tras una breve charla y el reparto de tripulantes a cada barco, subimos a bordo y nos acoplamos en nuestro velero. Debes compartir camarote con un compañero o compañera que habitualmente será de tu mismo sexo. Ahora, después de hacer las presentaciones, los patrones os darán una charla sobre las normas de seguridad, comportamiento a bordo, conocimiento del barco, etc y preparamos la lista de la compra de los víveres para el viaje bajo las instrucciones del patrón.

Una vez elaborada la lista de la compra, nos vamos a un supermercado a comprar. A la vuelta, tras estibarla y poner el barco a son de mar, cenamos y nos preparamos para zarpar. No debemos olvidarnos de unas pastillas anti mareo o algún sistema similar en el que confiemos, como chicles, pulseras, etc. Muchas personas necesitan tomar estas precauciones la primera noche o el primer día y muy pocas necesitarán seguir algún día más.

Navegaremos a la primera cala donde una vez fondeados, nos bañamos, nadamos, buceamos, hacemos piragua, etc y empezamos nuestras vacaciones. La rutina diaria es sencilla. Imagina que te levantas de la cama y si te apetece, directamente te das un chapuzón. Desayuno, alguna actividad como nadar, snorkel, etc y levamos anclas hacia nuestra siguiente cala para comer. Estas travesías normalmente serán cortas, de una o dos horas. Después, baño, comida, siesta, y quizá nos cambiemos de cala para pasar la noche.

¿Por dónde se navega?

Cada uno de los viajes tiene publicado un itinerario. Estos itinerarios se han previsto en función de la meteorología predominante en la época del año en que se programan, pero no siempre podremos realizarlos debido a las condiciones de viento y oleaje. Afortunadamente hay numerosas calas y ofrecen los suficientes resguardos como para poder elegir rutas alternativas igualmente atractivas. Verás que los patrones están continuamente pendientes de las previsiones meteo y adaptando los
itinerarios, eligiendo las travesías y las calas para fondear acordes a esas predicciones.

El sábado por la mañana temprano, a las 8, dejaremos libres las embarcaciones, pues los equipos de limpieza y mantenimiento deben dejar los veleros preparados y relucientes para la siguiente travesía, cuyos tripulantes llegan en pocas horas.

G3BCN – PRESENTACION MODELO CRUCERO VELA.pdf